Diferencias entre Vaper y Cigarrillo Electrónico ¿Es lo mismo vapear que fumar?

Se ha conocido que vapear es menos nocivo para la salud que el propio cigarrillo. Un fumador, por ejemplo, al inhalar el cigarrillo inhala 7000 sustancias químicas. Sin embargo; el hecho de vapear, no salva a las personas de consumir igualmente una sustancia mala para su salud. 

Estudios han demostrado que inhalar vapor también tiene sus contras, como nicotina más concentrada glicerina y propilenglicol. No existe en la actualidad, estudio alguno que diga que estas sustancias igualmente, no serán nocivas para la salud al futuro. Ya que estos líquidos son capaces de mezclarse con metales pesados de las propias baterías o del metal que están hechos estos dispositivos.

Similitudes entre el Vaper y Cigarrillo Electrónico

Lo principal que debemos tomar en cuenta es que el cigarrillo electrónico y el vapeador funcionan como medios electrónicos, a diferencia de un cigarrillo convencional. Es decir, una batería recargable calienta el líquido, lo cual provoca que el vapor salga por la boquilla. También debemos tomar en cuenta que los dispositivos, algunos tienen un botón que presionar para poder fumar y otros simplemente es por medio de la aspiración.

Otras de las características es que estos tienen una batería que calientan el cartomizador el cual provoca un cambio de temperatura que provoca la expulsión del líquido en estado de vapor. Algunos vaporizadores y cigarrillos electrónicos tienen una luz LED que se enciende al aspirar, en el cigarrillo por su forma, hace referencia a la luz del cigarrillo cuando tiene fuego.

Diferencias entre los vaporizadores y cigarrillos electrónicos

  • Tamaño: Los cigarrillos electrónicos suelen ser más pequeños, estos asemejan literalmente la acción de fumar, es decir, tiene un sabor similar y también nicotina. Los vaporizadores suelen ser más grandes y tener más durabilidad, sobre todo cuando se trata de mantener el nivel de sabor y nicotina para quiénes lo consumen.
  • Batería: Una de las mayores diferencias es el de la batería, ya que en los vapeadores suele ser más grande y con más resistencia que los propios cigarrillos electrónicos. Por lo tanto, hay una mayor duración del dispositivo como tal y su empleo. 
  • Dificultad en su uso: Sí, aunque parezca mentira, el cigarrillo electrónico es mucho más fácil de utilizar que el vaper. En sí, el vaper tiene un líquido diferente, por lo cual lo hace más difícil de saber aspirar, sobre todo cuando se trata de líquidos con sabores fuertes. Mientras las personas principiantes eligen el cigarrillo por su facilidad, los fumadores más experimentados van por la opción con más durabilidad.
  • Precio: Como es de intuir, el precio de los cigarrillos electrónicos es mucho más económico que el de los vapers. Esto implica que tienen menor cantidad de líquido y duración. Los vapers, están usualmente clasificados por “cantidad de puff” (puff significaría aspiraciones). La mayoría se clasifica entre 1000 puff y hasta 4300 puff, lo cual incrementa su precio. 

¿Existe realmente una diferencia entre vapear y fumar cigarrillos electrónicos?

Realmente sí, y es que funcionan casi con el mismo mecanismo de combustión, solo que con líquidos diferentes. El vapor puede sonar como algo inofensivo, pero es un líquido que no es igual al agua (el cual se absorbe fácilmente) sino una cantidad de ingredientes determinados que se irán a tus pulmones, así como los miles de sustancias que van a los mismos cuando fumas un cigarrillo.

En la actualidad, es difícil determinar si los cigarrillos electrónicos y vapers son más o menos dañinos que el propio cigarrillo. Sin embargo, la FDA todavía no comenta sobre algún estudio que nos ayude a finiquitar este punto, el uso de estas terapias de reemplazo para la adicción a la nicotina son relativamente nuevas.

Las sustancias que se encuentran dentro del vaper y/o cigarrillo podrían incluir las siguientes:

  • Formaldehído: Un agente causante de cáncer. Esto puede pasar, por lo general, cuando aspiramos y en el mecanismo de acción no se logra calentar lo suficiente.
  • Compuestos Orgánicos Volátiles (VOC): Los cuales pueden causar daños al cerebro, hígado y riñón mientras pueden irritar los ojos, nariz y garganta.
  • Productos químicos colorantes y saborizantes: Los cuales son muy tóxicos y conocidos por darle color a diferentes comidas rápidas o golosinas. Algunos pueden estar compuestos por diacetilo que se ha relacionado con la enfermedad bronquitis obliterante.

Todo esto sin contar, que existe la posibilidad de que estos líquidos tengan otros agregados como sustancias ilícitas, peligrosas o dañinas que puedan ser utilizadas con un fin diferente que al de fumar, sino al de ocasionar daños y perjuicios en la salud de determinado grupo de personas. 

Como puedes leer, no existen beneficios de usar estos aparatos, al igual que fumar. Si eres fumador o una persona que es adicta a alguno de estos dispositivos y deseas terminar tu adicción, acude a tu odontólogo más cercano e incluso, a un psicólogo para evaluar tu caso. En dentalia apoyamos cualquier causa que mejore el estado de nuestros pacientes para un futuro mejor.

Compartir este artículo

Deja un comentario

    This site is protected by reCAPTCHA and the Google Privacy Policy and Terms of Service apply.

    Carrito de Compras