Enfermedades bucales como consecuencia del tabaquismo

Es usual que acá hablemos sobre las distintas opciones que ofrecemos en dentalia para garantizar una sonrisa más linda y por supuesto más saludable, pero hoy cambiaremos de tema y platicaremos sobre un enemigo de la salud dental, el tabaquismo.

Estamos seguros de que has escuchado sobre el tabaquismo, el cual es una adicción provocada principalmente por la nicotina, la acción de dicha sustancia acaba condicionando el abuso de su consumo, desencadenando cáncer, enfermedades cardiovasculares, respiratorias así como perjudicar la salud bucal del consumidor provocando enfermedades periodontales destructivas.

Sabemos que cuanto más fumas, más nicotina sientes que debes consumir en pro de sentirte bien. La nicotina rápidamente se vuelve parte de tu rutina diaria llegando a conectar con tus sentimientos y hábitos.

Algunas de las situaciones que pueden llegar a desencadenar el impulso de fumar son las siguientes:

  • Asistir a eventos sociales
  • Consumir bebidas alcohólicas
  • Tomar café o tener mucho tiempo libre.

De acuerdo a la Organización Mundial de la Salud (OMS), el tabaquismo es la primera causa evitable de enfermedad, invalidez y muerte en el mundo. Es por eso que no es casualidad que veamos tanta información a través de los distintos medios de comunicación instando a los consumidores a abandonar tal vicio, pues las consecuencias de dicha adicción pueden ser fatídicas, estas son:

  • Bronquitis crónica
  • Cáncer de pulmón 
  • Hipertensión arterial
  • Enfermedad coronaria (angina o infarto de miocardio)
  • Úlcera gastrointestinal
  • Cáncer de laringe
  • Cáncer bucofaríngeo

Ahora bien, luego de esta información ¿sabes cuáles son los efectos del tabaco en nuestra salud bucal?, pues si no lo sabes, sumerjámonos en ello. El primer mito que debemos desestimar es que hay unos tabacos que hacen daño y otros no, tomemos en cuenta que no importa el formato del tabaco, sea industrial o mascar todos tienen un efecto nocivo en nuestra boca.

Aunque suene repetitivo, la mejor manera de prevenir problemas bucodentales es llevar una higiene bucal óptima, pero en el caso del tabaco o cigarro, esto no aplicaría, en ese caso la única forma de prevenir problemas, es dejarlo.

Uno de los peores efectos provocados por el tabaquismo es el desarrollo de un cáncer oral, pero pueden surgir otros efectos, que pueden ir desde el mal aliento hasta la pérdida del esmalte dental.

Ya te mencionamos que el tabaco tiene muchos efectos nocivos, y uno de los que más se genera es el mal aliento, además puede producir irritación en nuestras mucosas bucales y sequedad, repercutiendo en una mala oxigenación y, por lo tanto, el mal aliento.

Aparte de la adicción que provoca la nicotina y el alquitrán (componentes del tabaco), son enemigos del esmalte dental, los elementos se depositan en nuestros dientes provocando la pérdida del esmalte de manera progresiva. Asimismo el tabaco puede provocar melanosis gingival o tinción de la encía, alterando su color rosado a marrón.

Otro de los efectos del tabaco es que limita nuestra percepción del olfato y gusto, de manera especial en sabores salados, por este motivo algunos fumadores suelen abusar de la sal, sin darse cuenta.

Como lo mencionamos, el tabaco aumenta considerablemente el riesgo de sufrir enfermedades, entre estas, aumenta el riesgo tres veces de sufrir periodontitis, además debemos tomar en cuenta que el tabaco hace más difícil el proceso de diagnosticarlo a tiempo, ya que reduce el flujo de sangre en las encías, por lo que la percepción de ver si están hinchadas es menor debido al efecto pálido que este causa respecto a una persona que no fuma.

En dentalia nos preocupamos por ti y por ende en tu salud bucal, es tarea del odontólogo como trabajador sanitario educar en el ámbito de la salud oral en general. Una de las actividades que promovemos desde nuestra clínica en pro de la salud dental, es el abandono del consumo del tabaco y la instauración de hábitos saludables como un plan de dieta y la higiene bucal.

A través de los años hemos podido concluir que el tabaco influye de forma negativa en el área bucal desencadenando patologías como el cáncer oral o la enfermedad periodontal, afectando la evolución de la mayor parte de los tratamientos dentales, en especial sobre la salud la periodontal y los implantes dentales.

Los odontólogos son figuras importantes en el control del hábito de fumar de sus pacientes y de la comunidad, es por ello que se registra en la historia clínica la presencia del hábito y debe emplear en la consulta una actividad que eduque respecto a la salud a través de campañas que favorezcan la deshabituación tabáquica del paciente.

Desde dentalia queremos que sepas que la mejor forma de prevenir los problemas mencionados es dejar de fumar y mantener una higiene bucal correcta, que va desde el cepillado diario hasta el uso de hilo dental.

Para finalizar, no puedes olvidar visitar a tu dentista de preferencia para consultas periódicas y así descartar cualquier irregularidad, en dentalia te estaremos esperando.

Compartir este artículo

Deja un comentario

    This site is protected by reCAPTCHA and the Google Privacy Policy and Terms of Service apply.

    Carrito de Compras