Primeros Cuidados Dentales en Bebés

Ser padres, y más aún primerizos, es todo un reto lleno de dilemas acerca de los cuidados del bebé: desde su alimentación, crecimiento y desarrollo, hasta los de salud. Y es que en este último punto no hay que perder de vista la salud dental.

¡Así es! Fíjate que la Organización Mundial de la Salud (OMS) define que “la salud es el estado de completo bienestar físico, mental y social y no solamente la ausencia de afecciones o enfermedades”, es por esto que si tu bebé tiene focos infecciosos en la cavidad bucal, es decir en su paladar, lengua o dientes; no se consideraría sano.

En México las enfermedades bucales forman parte de los problemas de salud pública más frecuentes. De acuerdo con datos de la Secretaría de Salud, cerca de 10 millones de niños entre los 2 y 5 años de edad padecen caries. La mejor noticia es que esta enfermedad se puede prevenir desde los primeros meses de vida.

Tomarse el tiempo para los cuidados dentales en tu bebé es un buen comienzo para mantener la salud bucal en el futuro. El mejor comienzo para que a tu bebe se le desarrollen bien sus maxilares es dando alimentación al seno materno, esta tiene múltiples beneficios en El, como son un buen desarrollo neuromuscular de la boca, favorecer la respiración nasal, vínculo afectivo con la madre, muy importante para su buen desarrollo psicosocial. Mejor alimentación en calidad ya que la leche materna contiene inmunoglobulinas que lo defienden de las enfermedades y fortalecen su sistema inmunológico, entre otros.

Primeros Cuidados Dentales en Bebés

La caries es una de las enfermedades más frecuentes en los niños          que consiste en un proceso de destrucción de los dientes que inicia  cuando, al consumir alimentos y  no se tiene una correcta higiene dental, se quedan restos de comida que junto con las bacterias que están en nuestra boca de forma natural, crean ácidos que atacan a los dientes.

Claudia Milán, Odontopediatra en Dentalia, detalla que la caries del biberón aparece, mayormente, cuando se deja a los bebés dormir tomando bebidas azucaradas, sobre todo, fórmulas o jugos. Lo mejor es evitarlas.

O bien, si se está alimentando al bebé usando biberón, lo ideal es retirarlo antes de los 2 años; lo mismo con el chupón.

Considera también estos factores que influyen en la formación de caries:

  • Anatomía de los dientes. La forma de los dientes o muelitas puede facilitar la acumulación de comida y, al momento de limpiar los dientes, quizá sea complicado hacerlo.
  • PH de la boca. Es importante mantener un PH equilibrado para una salud bucal, por ello si el de tu bebé es muy ácido, su boca tendrá un ambiente que fomentará la aparición de caries.
  • Saliva. Se necesita una buena cantidad de saliva, ¿por qué? Porque entre más fluido líquido tenga un paciente, más limpia estará la boca; y ¡claro! entre más seca es más fácil que los restos de alimentos se queden en la boca.

Es importante que sepas que la caries avanza muy rápido y lastima de manera fulminante a los dientes, tanto que puede haber niños de 3 o 4 años con dientes desgastados o destruidos, principalmente los de enfrente, ya que estos son los primeros dientes que aparecen en su boquita.

Consejos contra la caries

  1. Dieta saludable. Evita el consumo excesivo de azúcar en niños menores a 2 años, por ejemplo, la contenida en dulces, jugos o refrescos. Lo ideal es incluir alimentos ricos en calcio y en vitamina B para tener encías fuertes; además de una alimentación fibrosa, es decir, aquella que ayuda a mantener la boca más limpia de manera natural, algunos alimentos que puedes incluir son manzana, jícama y zanahoria.
  • Higiene. La limpieza dental inicia desde bebés, es decir: en los primeros tres meses de vida no es necesario porque la boca tiene componentes que sirven de inmunidad. Sin embargo, la higiene comienza desde antes que salgan los dientes, un poco antes de los seis meses, ¿por qué? Porque ayudará a que el niño se vaya acostumbrando al estímulo y ¡claro! a retirar los cúmulos de leche en su boquita.

¿Cómo hacer esta limpieza dental en niños? Tranquilos, es muy sencillo: enrolla una gasa limpia en tu dedo índice y con agua pura, limpia todas las estructuras de la boca de tu bebé, sus encías, cachetes y lengua.

Es importante que sepas que si ya salió un diente, ya hay que limpiarlo y también llegó el momento de ir al odontólogo.

Ahora, cuando ya tenga su dentición completa, es decir sus 20 dientes: 10 arriba y 10 abajo; ya necesitas limpiarlos con un cepillo dental tallando todas las superficies, de arriba hacia abajo y de abajo hacia arriba, y si sus dientes están juntos puedes usar hilo dental; las muelas basta con limpiarlas en forma circular y no olvides las encías y la lengua. ¡Ojo! La pasta dental se recomienda usarla hasta que el niño pueda escupir.

  • Visitar al dentista. Lo recomendable es que la primera cita con el dentista sea antes de su primer año de vida y por lo menos cada seis meses, esto ayudará a prevenir caries, ¿cómo? El Odontopediatra revisará la salud bucal de tu niño y si hay un diente o muelita con alguna manchita y esta sea caries, el dentista determinará el tratamiento: podría cambiar hábitos, aplicar flúor o, dependiendo el tamaño de la caries, frenarla y tratarla mediante endodoncias en niños u otra alternativa.

No olvides externar todas tus dudas al Odontopediatra, quizá te hayas preguntado acerca de los brackets para niños o de las muelas del juicio en niños, todas tus preguntas son totalmente válidas, solo no olvides hacerlas al momento de la consulta.

Y recuerda que la prevención es el mejor tratamiento y con mejores resultados a largo plazo.

Compartir este artículo

Deja un comentario

    Carrito de Compras