Blanqueamiento dental: Todo lo que necesitas saber

¿Has pensado en blanquear tu sonrisa? ¿Notas alguna manchita en alguno de tus dientes o el color de tu dentadura simplemente no te gusta y quieres blanquearla? No dejes de leer esta información que recopilamos para ti y tenla a la mano antes de decidirte hacer cualquier proceso a tus dientes. 

El blanqueamiento dental es uno de los tratamientos más solicitados para mejorar la estética dental, cada vez es más usual que las personas acudan con su dentista en busca de una mejor imagen, pero hay puntos que se deben tomar en cuenta. 

Antes del blanqueamiento 

1. Salud dental al 100%. Es fundamental que la boca esté en perfecto estado tanto de las encías y hueso, es decir con salud periodontal, así como de caries. De esta manera, lo ideal es acudir primero a una cita con tu dentista para que compruebe tu salud dental y, si todo está en orden, podrás hacerte el tratamiento de blanqueamiento dental; pero en caso contrario, primero tendrás que resolver cualquier problema para después blanquear tus dientes. 

2. Acude con un experto. Actualmente existen diversos remedios para blanquear tus dientes sin necesidad de acudir a una clínica, ¡sí, tú mismo los haces en casa! Sin embargo, aquellos trucos como el carbón activado o el bicarbonato para blanquear dientes, son productos muy abrasivos para el esmalte y con el tiempo pueden causar un fuerte desgaste dental y la posible aparición de sensibilidad. 

¿En qué consiste el blanqueamiento dental? 

Actualmente existen diversos métodos para blanquear tus dientes, todos se basan en el uso de peróxidos de hidrógeno y carbamida, ambos en diferentes concentraciones. Una de las técnicas es la domiciliaria, en la que se usan productos en bajas concentraciones; otra es en el consultorio donde se usan en altas concentraciones, pero en ambos siempre debe haber supervisión de un especialista para que controle la administración y observe el estado de los tejidos blandos del paciente y los cambios en la pigmentación o el deterioro de restauraciones preexistentes. 

Es importante mencionar que existen tratamientos de blanqueamiento dental caseros y que no requieren receta médica o supervisión de un odontólogo; sin embargo, este tipo no es aconsejable por los frecuentes problemas que surgen derivados de un uso incorrecto o excesivo. Recuerda que lo ideal es que un especialista te diagnostique y realice el proceso. 

¿Qué hacer después del blanqueamiento dental? 

Una vez realizado el proceso de blanqueamiento dental, existen diversas recomendaciones que van desde no tomar café, té o refrescos, hasta no fumar; sin embargo, muchas de estas indicaciones no están sustentadas científicamente. 

Lo que sí está demostrado es que algunas sustancias, principalmente alimentos y bebidas oscuras pigmentan los dientes; pero algunos expertos dicen que el cambio de color de los dientes depende de diversos factores: unos propios a la solución pigmentante y otros de la propia estructura dental. 

Y es que después del blanqueamiento se producen ligeras alteraciones en la estructura dental, porque los peróxidos crean microporosidades. Los cambios no son observables a simple vista pero sí pueden predisponer a la pigmentación. 

Es de suma importancia tomar en cuenta la fundamental limpieza dental cepillando tus dientes después de las comidas, acudir a revisión clínica para un mantenimiento periódico porque el color que se logró con el blanqueamiento dental se irá perdiendo poco a poco. 

De igual manera, existen algunos  puntos que puedes tomar en cuenta: 

  • Duración. La durabilidad del proceso no puede ser 100% garantizado por el odontólogo, es necesario que consultes con él si debe realizar otro tratamiento después de cierto tiempo o si se requiere algún control para mantener dicho proceso.
  • Sensibilidad. Algunos especialistas detallan que la sensibilidad gingival está relacionada con la respuesta del paciente a la concentración de la solución y a si no se toman las debidas precauciones al aplicar calor. Sin embargo, clínicamente no se han reportado con frecuencia problemas en los tejidos blandos, pero puede existir una irritación de la encía o mucosa durante la fase inicial del tratamiento. En caso de que se padezca, se debe consultar con el experto. Respecto a la sensibilidad dentaria después de haberse hecho el blanqueamiento dental, esta parece relacionarse con un uso excesivo de la sustancia química, por lo que se contraindica el tratamiento en pacientes con hipersensibilidad dentaria no controlada. 
  • Otros aspectos. Es necesario considerar alguna alergia a las sustancias usadas durante el tratamiento de blanqueamiento dental. Las resinas, coronas u otro material estético también deben tomarse en cuenta para determinar su relación con la solución blanqueadora para prevenir cualquier efecto adverso en el paciente.

Ahora que ya tienes un panorama más amplio respecto al blanqueamiento dental, recuerda siempre que debe realizarlo un profesional. En dentalia realizamos el blanqueamiento dental en una sola sesión de 45 minutos y con tecnología de luz LED; en esta sesión se utilizan geles que ayudan a la eliminación de manchas, aclarando hasta 8 tonos. 

Además considera acudir regularmente con tu dentista, mantén una correcta higiene dental, evita hábitos nocivos como fumar y consumir alcohol, y considera las bebidas que no manchen tus dientes y, no olvides tener en cuenta mantener en todo momento una salud dental. 

Compartir este artículo

Deja un comentario

    Carrito de Compras