Caries dentales: Qué son, síntomas y tratamientos

Publicado
Jan 19, 2022
Última versión
Jul 9, 2024
Escrito por
Edgar Espinoza Ulloa
Gerente de marketing
Revisión Medica por
Lorena Badial Ochoa

Lorena es licenciada en Cirugía Dental egresada de la Universidad Autónoma de Guadalajara. Cuenta con más de 28 años de experiencia en odontología y con especialidades en odontopediatría y ortodoncia. Co-autora de dos libros, ponente en diversos foros académicos dentales y Secretaria Académica en la Universidad Latinoamericana desde hace 10 años.

Subdirectora de Operaciones Dentales

Las caries dentales son uno de los problemas de salud oral más comunes en todo el mundo, y dependiendo de qué tan avanzadas se encuentren, pueden representar diferentes riesgos para la salud.

En este artículo, vamos a conocer qué son, por qué aparecen, cuáles son los síntomas de las caries, los tipos de caries, cómo tratarlas, y algunas formas de prevenir su aparición. ¡Empezamos!

¿Qué son? | ¿Qué son las caries dentales?

Las caries son daños que ocurren en la capa externa o superficie del diente. Este deterioro sucede cuando las bacterias en la boca producen ácidos que atacan y desgastan el esmalte. Como resultado, se forman pequeñas cavidades o agujeros en los dientes. 

Según la OMS, las caries son uno de los problemas de higiene bucal más frecuentes en el mundo, y afecta a 2500 millones de personas aproximadamente. Además, es una de las principales causas de dolor de muelas  y pérdida de dientes.

La aparición de caries es un problema que puede tener consecuencias significativas en la salud general y en la calidad de vida de quien las padece.

¿Por qué se producen? | ¿Por qué se producen las caries dentales?

Las caries se forman cuando los ácidos producidos por las bacterias presentes en la boca interactúan con los alimentos consumidos, especialmente los que tienen mucha azúcar y carbohidratos.

Estos ácidos debilitan el esmalte dental, lo cual puede producir mal aliento, sensibilidad dental, pérdida de dientes, e incluso pérdida de hueso si no son tratadas a tiempo. 

En la boca existen muchas bacterias que forman parte de la flora bucal normal. Pero, algunas bacterias específicas son responsables de la formación de caries. Estas bacterias son las siguientes:

  • Streptococcus mutans: Es la bacteria más común en la formación de caries. Se adhiere a la superficie de los dientes con facilidad y produce ácidos de fermentación de los azúcares presentes en los alimentos, los cuales desmineralizan el esmalte dental y comienzan con el proceso de formación de las caries.
  • Actinomyces viscosus: Esta bacteria está involucrada en la formación de placa dental, contribuyendo con el proceso de caries en la raíz del diente. El actinomyces viscosus se desarrolla en ambientes con poco oxígeno, lo que le facilita colonizar áreas debajo de las líneas de las encías.
  • Lactobacillus acidophilus: No es una bacteria común, pero juega un papel importante en las caries más avanzadas. Es una bacteria altamente acidogénica y acidúrica (tolera altos niveles de ácido) lo que agrava el daño del esmalte dental.

Cuando estas bacterias metabolizan los azúcares y los carbohidratos de los alimentos, producen ácidos que atacan el esmalte dental, acabando con los minerales que lo componen, causando así la desmineralización.

La saliva naturalmente tiene propiedades amortiguadoras y remineralizantes, por lo que intenta neutralizar estos ácidos y reparar el daño, pero cuando la producción de ácidos supera la capacidad de la saliva para neutralizarlo, se forman las caries.

Tipos de Caries

Existen tres tipos de caries:

  • Caries coronal: Son las más comunes, afectan la superficie de masticación y los espacios entre los dientes. Estas caries se desarrollan cuando los ácidos de la placa le quitan minerales al esmalte dental, como consecuencia de una higiene bucal inadecuada, como falta de un buen cepillado y el uso de hilo dental. Todo esto ocasiona que la placa se acumule y que aparezcan las caries coronales.
  • Caries radicular: Este tipo de caries afectan a la raíz del diente, es muy común en personas mayores, especialmente a quienes se les han retraído las encías y terminan con las raíces de los dientes expuestas, y como esta parte del diente no tiene esmalte protector, está más susceptible a la descomposición. Son comunes en adultos mayores y personas con enfermedades periodontales.
  • Caries recurrentes: Se desarrollan alrededor de las restauraciones dentales (como los empastes y las coronas). Se producen cuando la restauración no se ajusta bien, o si no se mantiene una higiene bucal adecuada, lo que provoca que las bacterias de filtren por los bordes de las restauraciones, ocasionando nuevas caries en el diente que había sido tratado. Suelen ser difíciles de detectar si no se realizan visitas rutinarias al dentista.

Causas | ¿Cuál es la causa de las caries?

Como mencionamos anteriormente, las caries se desarrollan mediante un proceso de múltiples fases en el que los ácidos que se producen por las bacterias de la placa dental, que terminan desmineralizado el diente. 

Entendiendo cada fase se puede prevenir y tratar de forma adecuada este problema de higiene oral. 

Fases del desarrollo de las caries

  • Manchas blancas en el esmalte: Generalmente la primera etapa de las caries se caracteriza por manchas blancas en los dientes, lo que indica desmineralización del esmalte. 
  • Desmineralización progresiva: Es cuando ya hay cavidades en el esmalte porque los ácidos siguen descomponiendo los minerales del esmalte, sin ser neutralizados correctamente. 
  • Formación de cavidades profundas: Ya las cavidades han penetrado el esmalte y alcanzan la dentina, que es la parte más sensible y blanda del diente. 
  • Afectación de la pulpa dental: Si la caries no es tratada, puede llegar a la pulpa dental, el tejido vivo dentro del diente que contiene nervios y vasos sanguíneos. 

Síntomas | Síntomas de las caries

Los síntomas varían según la fase de la carie, te presentamos los más comunes:

  • Dolor en el diente: Es el síntoma más común, se da cuando ya la cavidad ha alcanzado la dentina o la pulpa dental, puede ser persistente o intermitente, y usualmente empeora con la masticación y con el consumo de alimentos y bebidas calientes, frías o dulces.
  • Sensibilidad: Se manifiesta como una molestia o dolor agudo cuando se ingieren los alimentos mencionados anteriormente, esto quiere decir que ya la caries alcanzó la dentina.
  • Absceso o bolsa de pus: Ya cuando las caries están en etapas más avanzadas, pueden provocar infecciones que resultan en un absceso dental o bolsa de pus, lo que causan dolor severo, hinchazón de la zona y fiebre altas.
  • Hinchazón en la cara: La infección provoca una inflamación significativa en la cara, es muy dolorosa, se requiere atención dental inmediata.
  • Fiebre: Como toda infección, cuando ya está muy avanzada causa fiebre, lo cual es una señal de que el cuerpo está tratando de combatir la infección. Nuevamente, requiere de atención médica urgente.
  • Manchas en los dientes: Además de las manchas blancas mencionadas al principio, las caries causan manchas marrones o negras en los dientes a medida de que el esmalte se deteriora, se van haciendo más visibles con el tiempo e indican un daño significativo.

Factores de riesgo | Factores de riesgo de las caries

Cualquier persona puede desarrollar caries, pero hay ciertos factores que aumentan el riesgo, y estos son:

  • Enfermedades periodontales: Las enfermedades de las encías, como gingivitis y periodontitis, facilitan la acumulación de placa y bacterias, aumentando el riesgo de caries.
  • Falta de una buena higiene dental: La higiene dental deficiente permite la acumulación de bacterias y placa en los dientes y encías, lo que fomenta la aparición de caries.
  • Consumo de alimentos y bebidas con alto contenido de azúcar en exceso: Las bacterias que producen las caries se alimentan de los azúcares y carbohidratos presentes en los alimentos, ocasionando la desmineralización de las superficies dentales.
  • Ubicación del diente: Los molares y premolares (los dientes posteriores) son más propensos a acumular placa y restos de alimentos, lo que aumenta el riesgo de caries.
  • Bebés y niños que toman biberón: Cuando se prolonga el uso de biberones, especialmente con líquidos azucarados, pueden causar caries en los dientes de los bebés.
  • Adultos mayores: Como mencionamos anteriormente, los adultos mayores tienen un mayor riesgo de caries por la recesión de encías, sequedad bucal y el uso de ciertos medicamentos.
  • Sequedad bucal: Cuando falta la saliva, no se neutralizan los ácidos de la boca, y eso aumenta el riesgo de caries.
  • Deficiencia de flúor: El flúor ayuda a fortalecer el esmalte dental y a prevenir la desmineralización, esta deficiencia ya sea en la dieta o en los productos de higiene dental aumenta el riesgo de caries.

 ¿Cuándo consultar al dentista?

Lo recomendable es realizar una visita de rutina cada seis meses. En estas consultas el dentista puede detectar caries y otras enfermedades en las primeras etapas.

Realizar limpiezas para eliminar la placa y el sarro acumulado a tiempo, puede prevenir el avance de algunas enfermedades e incluso la aparición de caries. 

En dentalia contamos con tecnología avanzada para detectar todos los tipos de caries, asegurando un diagnóstico y tratamiento oportuno.

¿Cuáles son los tratamientos para las caries?

El tratamiento de las caries puede variar dependiendo de la etapa de desarrollo de la misma y del nivel del daño al diente, estos son algunos de los tratamientos más comunes: 

Aplicación de flúor

Cuando apenas empiezan a aparecer las manchas blancas en el esmalte, aplicar flúor es suficiente para revertir el daño, ya que fortalece el esmalte dental y ayuda a remineralizar las áreas afectadas, evitando que las caries progresen.

La aplicación de flúor  se puede hacer mediante un tratamiento profesional por parte de un dentista, o usando pasta dental o enjuagues bucales con flúor

Colocación de resina dental

Cuando ya las caries están más avanzadas y formaron una cavidad en el esmalte, pero sin afectar la pulpa dental, la colocación de una resina dental o empaste es el tratamiento adecuado. 

En dentalia, utilizamos resinas compuestas de alta calidad que se mimetizan con el color natural del diente, proporcionando una solución estética y duradera.

Tratamiento de conducto

Cuando ya la pulpa dental se ve afectada con una infección o un daño severo, es necesario realizar un tratamiento de conducto o endodoncia, lo que salva la pieza dental porque se elimina la pulpa dañada y se sella el interior del diente. 

Durante un tratamiento de conducto, el dentista debe abrir la corona del diente para expulsar la pulpa, se rellena con un material biocompatible y se sella el diente, finalmente se restaura la corona del diente tratado.

Extracción de la pieza dental

Cuando ya la situación es inviable, debe extraerse la pieza dental para evitar que los dientes adyacentes y otras áreas de la boca se infecten. Todo este procedimiento se realiza con anestesia local para que el paciente no sienta dolor. 

Luego de la extracción el dentista le dará instrucciones al paciente para el cuidado de la herida y para facilitar una rápida recuperación.

En dentalia, estamos comprometidos con la salud bucal de nuestros pacientes, ofreciendo una gama completa de tratamientos para caries, en los que se utiliza  la última tecnología y técnicas avanzadas. Nuestro objetivo es proporcionar un cuidado dental de alta calidad en un ambiente cómodo y amigable.

7 consejos para prevenir la caries dental

cuidado dental para prevenir caries

Las caries se pueden prevenir con buenos hábitos de higiene bucal y estilo de vida, te dejamos algunos consejos: 

  1. Cepillar tus dientes a diario: De forma correcta y mínimo dos veces al día. El cepillado regular y correcto es la primera línea de defensa contra las caries, lo ideal es cepillarse a la mañana y antes de acostarse, con movimientos suaves y circulares para limpiar toda la superficie de los dientes. 
  2. Tener una dieta balanceada: Limita el consumo de alimentos y bebidas azucaradas, también los alimentos pegajosos que se puedan quedar adheridos a los dientes, lo ideal es una dieta rica en frutas, verduras, proteínas y lácteos.
  3. Elegir una pasta dental y un cepillo adecuados: Elije un cepillo de dientes de cerdas suaves, reemplazalo cada tres meses o cuando notes mucho desgaste en las cerdas, y como mencionamos anteriormente, usar una pasta dental con flúor para fortalecer el esmalte.
  4. Usar hilo dental: El hilo dental es esencial para eliminar la placa y los restos de alimentos que se acumulan entre los dientes y bajo las encías, lo ideal es usarlo al menos una vez al día.
  5. Usar enjuague bucal: Idealmente con fluoruro para proporcionar una protección adicional contra las caries.
  6. Evitar la sequedad bucal: Mantente hidratado a lo largo del día para producir saliva, evita el alcohol y el tabaco. 
  7. Programar visitas con el odontólogo: Los chequeos regulares son fundamentales para mantener una buena salud bucal, asegúrate de programarlos cada seis meses y de hacerte limpiezas profesionales para eliminar la placa y el sarro acumulados.

Las caries son previsibles, además de una buena salud dental es importante visitar al odontólogo periódicamente. En dentalia tenemos el tratamiento que necesitas, agenda tu cita gratis ahora y recupera la fuerza de tu sonrisa. 

Foto de un consultorio dentalia
+65 clínicas dentales en México

En dentalia priorizamos tu salud dental. Visítanos y obtén un Diagnóstico 360° gratuito en tu primera consulta. 

Conocer más
Autores
Equipo editorial dentalia

Conoce al equipo detrás del blog de dentalia. Expertos que nos comparten información precisa y actualizada.

Lorena Badial Ochoa
Lorena Badial Ochoa
Subdirectora de Operaciones Dentales
Edgar Espinoza Ulloa
Edgar Espinoza Ulloa
Gerente de marketing
Leslie Turrubiartes
Leslie Turrubiartes
Coordinadora de Contenido de Marca
Clínicas dentalia, más cerca de ti

Agenda tu cita hoy mismo y obtén atención dental de alta calidad.

Dos mujeres profesionales de la salud bucal, en pose de confianza (de brazos cruzados sonriendo).