Conoce el mejor procedimiento para la extracción de muelas del juicio

Queremos confesarte que no existe procedimiento perfecto para retirar las muelas del juicio, sino, el procedimiento perfecto para cada caso en particular.

Este artículo es para guiarte en cuanto a conocimientos y posibilidades, se trata en caso de que necesites hacer este procedimiento ¡Empecemos!

¿Necesito la extracción de las muelas del juicio?

Esta es la pregunta más común para quienes están en esa etapa en la que desean mejorar su sonrisa y/o han presentado síntomas de molestia y sospechan que sean estos terceros molares.

Lo primero que debes saber es que las muelas del juicio se ubican al final de nuestros molares y representan a nuestros antepasados, específicamente a los primeros simios bípedos que existieron alrededor de hace 3 millones de años.

Estas muelas por lo general molestan al 85% de la población mundial, lo cual es muy usual que puedas presentar una molestia con respecto a su aparición en tu boca. 

Cuando en tu encía no hay suficiente espacio, suele empezar esta molestia. Los síntomas más frecuentes son: dolor, acumulación de alimentos en los espacios traseros, daño en los dientes anteriores, inferiores o superiores; caries dental en una de las muelas del juicio de forma parcial o total, etc. 

¿Cuándo realizar el procedimiento?

Hay ciertos indicadores que nos dicen cuándo y cómo proceder ante esta situación. Muchas veces depende de la angulación en la que esta se forme para saber cuál es el procedimiento quirúrgico que se necesitará para el proceso. Algunos de los casos serían:

  • Si la muela crece al derecho de arriba a abajo en tu boca, pero dentro del maxilar.
  • Si la muela crece en el ángulo incorrecto, como por ejemplo, recto hacia el segundo molar. 
  • Si la muele crece en ángulo a otro diente que afecte la mordida.

El procedimiento

Antes del procedimiento

Luego de la evaluación de tu dentista, este determinará cómo se ejecutará el procedimiento. Es importante que se llegue a la conclusión del caso y definir preguntas como: ¿Cuántas muelas del juicio me van a extraer? ¿Cuánta anestesia se utilizará? ¿Cuál es el nivel de dificultad del caso? ¿Qué tiempo durará el proceso? ¿Existe algún riesgo según mi historial clínico?

Igualmente, si es necesario el dentista pedirá exámenes de rutina, alergias a medicamentos y enfermedades de base para poder tener todo bajo su control y eliminar todos los riesgos posibles. 

Se deberán realizar radiografías y prepararnos para dicho proceso el cual es de manera ambulatoria. Recomendamos el buen control de las emociones y si se es una persona muy nerviosa, indicar a su médico para saber si la sedación completa es la solución o se recetará algún ansiolítico para disminuir efectos secundarios.

Sea cual sea el nivel de anestesia, se ejecutará en algunas horas por lo que es importante determinar ese grado de consciencia que se tendrá antes y luego de la cirugía para determinar si se necesitan acompañantes o si se dejará en reposo a la persona hasta recuperar su nivel de consciencia. 

Durante el procedimiento

Lo más importante es que confíes en quién está realizando dicho proceso, también que sepas que estás en las mejores manos y es para tu bienestar a pesar del dolor que pueda causar posteriormente.

Este proceso nunca deberá ser con dolor, pese a los síntomas antes, durante el proceso el área siempre estará dormida. Se sentirán algunas molestias en el momento de la extracción, pero estas no deberán causar mayor impacto.

Si se utiliza anestesia local, está se administrará en la encía; mientras si se administra de sedación, será vía intravenosa. En el caso de la anestesia intravenosa, luego del proceso es posible que haya pocos recuerdos del mismo. 

En caso de ser una persona muy nerviosa o tener algunos otros problemas, antes de tu consulta puede que exista la posibilidad de que tu dentista prefiera emplear anestesia general, que podrá ser administrada vía intravenosa o mediante aspiración de humo.

Durante el proceso, podrán jalar o hacer una incisión en la encía, dependiendo del caso en particular y facilidad de la salida de la muela del juicio.

Después del procedimiento

Se va a requerir reposo en cualquiera de los casos, post-cirugía. Igualmente, podrán presentarse diferentes síntomas como: sangrado, hinchazón y hematomas (moretones).

Luego de algunos días, tu dentista querrá hacer una revisión de cómo están las heridas, durante este tiempo recomendamos una dieta líquida y evitar lo máximo bebidas calientes por temas de cicatrización.

Existe la teoría de que, posiblemente, exista un mejor procedimiento que otro cuando se trata de las muelas del juicio y es así, pero la realidad es, que un artículo no podrá definir el procedimiento perfecto, sino con tu dentista, recuerda que en dentalia puedes agendar tu cita cuando lo necesites.

Compartir este artículo

Deja un comentario

    This site is protected by reCAPTCHA and the Google Privacy Policy and Terms of Service apply.

    Carrito de Compras