Onicofagia: Conoce las consecuencias de Comerte las Uñas

Suena un poco extraño, pero esta es la palabra utilizada para referirse al hábito de comerse las uñas. Es importante resaltar que esta acción compulsiva, debido a su incidencia en la salud general de la persona, sobre todo en la salud bucodental; es un mal hábito conlleva al deterioro de los dientes hasta el punto de ocasionar maloclusiones. Por eso, hoy en dentalia te explicaremos todo lo referente a este mal hábito.

Hablando de las maloclusiones o alineamiento anormal de los dientes, es necesario explicar que según la Organización Mundial de la Salud (OMS) “ocupan el tercer lugar de prevalencia dentro de las patologías en salud bucodental, después de la enfermedad periodontal y de la caries dental. La mayoría de los pacientes afectados muestran evidencias de esta patología desde la infancia y pueden ser asociadas de forma directa con hábitos bucales.” Esto quiere decir que la onicofagia forma parte de un grupo de causas de una enfermedad bucodental bastante problemática debido al mal alineamiento de los dientes sufrido por tantos pacientes.

La mayor parte de los pacientes que se muerden las uñas, sufren onicofagia y caen en este problema desde la infancia. En muchos casos se da por la imitación a adultos que también se comen las uñas. Se trata de conductas compulsivas, las cuales son cada vez más difíciles de controlar y, por lo tanto, las personas no se percatan cuando lo hacen. Este hábito genera muchas dificultades para la salud de las personas en cualquier etapa de su desarrollo, pero es más complicado de lo que parece. Dentalia, impulsada por su compromiso con el cuidado dental de sus pacientes y de la sociedad, se propone a explicar las causas, problemas y posibles soluciones a este mal hábito. 

El Principio de esta Conducta 

La participación de los padres en el desarrollo de sus hijos es necesaria para corregir y evitar este mal hábito. En un artículo, el medio ABC Bienestar publica que “Se estima que alrededor del 30% de los niños de entre 5 y 10 años suele comerse las uñas. El porcentaje aumenta cuando nos trasladamos a la población adolescente, llegando a estimarse la cifra en un 50%. Aunque a partir de los 18 años esta cifra va disminuyendo, en la adultez alrededor del 15% mantiene esta conducta, siendo en algunos casos puntual y relacionada con sucesos vitales complicados.” Por esto, dentalia recomienda prestar atención a estos signos, pues esto  puede ayudar a minimizar las enfermedades ocasionadas por la onicofagia en niños y adolescentes. 

Para dentalia es importante la adquisición de conciencia respecto a cada obstáculo frente al cuidado de la salud dental. Si la onicofagia representa una dificultad para el desarrollo de la calidad de vida de las personas, dentalia reconoce como un deber el brindar tanto apoyo como información al público para remediar cualquier aspecto que genere malestar en la salud de sus pacientes.

Las Causas de la Onicofagia 

La onicofagia es una respuesta a dificultades dentro del espectro psicológico de la persona, es una reacción compulsiva y genera una serie de consecuencias, además, existen posibles motivos por los cuales se genera el comerse las uñas y dentalia te comenta las causas de este trastorno del control de los impulsos. 

La cantidad de elementos motivadores sobre este mal hábito son abundantes, por lo que dentalia acude a la psicología para ayudar a sus pacientes a identificar cualquier causa relacionada con morderse las uñas. Según el medio de comunicación AS Mejor con salud, muchas personas que intentan abandonar la onicofagia a través de tratamiento local suelen fallar debido a algunas posibilidades: ansiedad, depresión, nervios, estrés, tristeza, problemas o aburrimiento.

Algunas de las condiciones capaces de elevar la necesidad de comerse las uñas son:

1. Estrés: Varias personas tienden a morderse las uñas frente a un problema concreto, como puede ser una evaluación, un evento social o por acumulación constante de estrés.

2. Calma ante momentos de ansiedad: Si se encuentran en ocasiones con alguna situación incómoda para la persona, la cual genere nervio o angustia, puede aumentar la necesidad de morderse las uñas.

3. Actitud tímida o baja autoestima: Desde la frustración, el perfeccionismo, constante estado de rabia o mantener un alto nivel de exigencia, al punto de ser muy duro consigo mismo, son algunas actitudes motivadoras para la aparición del mal hábito de comerse las uñas. 

4. Miedo: Muchas personas revelan como empíricamente descubrieron una asociación entre comerse las uñas y la disminución de sensaciones negativas respecto a acontecimientos y situaciones que le generan algún tipo de pánico. Reconocen la compulsión por la onicofagia y su relación con el manejo de sus emociones ante varios momentos complejos de sus vidas. La mayoría de las personas que concientizan esta acción, buscan diferentes medios para evitar este mal hábito y mejorar su manejo de emociones.

El equipo de dentalia reconoce las dificultades para superar la onicofagia y por eso exhorta a todos los pacientes a la autoevaluación, si existe la consideración respecto a morderse las uñas, dentalia recomienda la asistencia a consultas con expertos en áreas de la salud psicológica para aumentar las posibilidades de abandonar esta acción. Como parte de la responsabilidad social de dentalia, se busca la mayor calidad de vida y salud bucodental, no solo de los pacientes de la empresa, también de cada persona a la cual se necesaria acompañar para solventar sus dificultades.

Consecuencias de Comerse o Morderse las Uñas

Cuando morderse las uñas se convierte en algo común, las personas lo hacen en diferentes momentos como en estado de aburrimiento, inquietud, estrés o depresión por algún motivo personal o externo. Muchos consideran que la onicofagia únicamente afectan los dedos y desconocen de los daños dentales que ocasiona este trastorno. Pero dentalia reconoce algunos efectos negativos que ocurren en la boca gracias a comerse las uñas, por eso se dedica a explicarlos:

  1. Desgaste en los dientes: En algunas ocasiones, lo dientes chocan brusca y continuamente, esto provoca diferentes  microfracturas en el esmalte, sobre todo en los incisivos superiores, creando un daño y a veces, en los casos más extremos, sobre todo si la onicofagia va acompañada de otros síntomas de ansiedad como el bruxismo, ocasiona la fractura de los dientes y genera dolores agudos a la persona a la hora de morder.
  1. Aumenta el riesgo de enfermedad: En las manos se alojan muchas bacterias, pues, es la zona del cuerpo con mayor contacto a superficies y objetos. Una gran parte de estas bacterias se alojan debajo de las uñas, y cuando una persona se come las  uñas, permite a estos microorganismos entrar en el espacio bucodental de la misma, lo cual ocasiona una posibilidad alta de adquisición de alguna enfermedad. Este riesgo aumenta si en caso de alguna herida, deterioro o cualquier disminución de la protección de la salud bucodental, la persona se come las uñas. Además, las mismas uñas pueden ocasionar estos daños y generar alguna enfermedad. 
  2. Infecciones: Como en el punto anterior, los virus, bacterias y hongos encontrados en las manos se convierten en de infecciones bucales en las personas que se comen las uñas, y más cuando la boca no está adaptada a estas bacterias, las cuales se pueden presentar con la aparición de llagas o herpes. 

4. Halitosis: De la misma forma que la caries, el traspaso de bacterias de las uñas a la boca en concordancia con una mala higiene bucodental contribuye al desarrollo del mal aliento. Esto puede generar mucha incomodidad en el aspecto social de una persona. 

5. Alteraciones en la mandíbula y maloclusiones: La constante mordida de las uñas puede afectar los huesos y músculos encargados de unir el cráneo con la mandíbula inferior. En ciertos casos extremos, genera alteraciones en la articulación temporomandibular (ATM). Algunas de las molestias van desde problemas en la mordida, con ciertas dificultades y malformaciones, desviación de la mordida, problemas o discapacidad para abrir y cerrar la boca, dolor de cabeza, oído o mandíbula. 

 ¿Como evitar comernos las uñas?

La mayoría de estas repercusiones pueden eludirse cuando el paciente abandona la onicofagia y dentalia está preparada con los mejores expertos para apoyar en cada uno de estos casos extremos, recuperando la salud bucodental de las personas. 

Dentalia también está en conocimiento de las posibles limitantes de cada paciente para dejar de comerse las uñas, por lo cual expone algunas acciones para combatir con la onicofagia. 

1. Mantener el cuidado de las manos y uñas: Cuando la persona tiene en cuenta la estética y salud de las uñas, crea conciencia de su cuidado personal y evita comérselas. Esto no solo protege los dientes y la boca de todos las consecuencias que conlleva morderse las uñas, además aumenta el autoestima de los pacientes al ver el cambio en la salud de otra parte de su cuerpo como las manos. En términos coloquiales, una cosa ayuda a la otra. 

2. Estado consciente ante el mal hábito: En la medida posible, si el paciente es capaz de percatarse cuando sus manos están por acudir a la boca, evitar el acto. Mantener un estado consciente ante esta situación provoca a largo plazo la descontinuación de comerse las uñas.

3. Acudir a un experto: Tanto del área dental, como en el área psicológica, dentalia recomienda asistir constantemente a expertos en salud para aplacar la onicofagia y sus calamidades. 

4. Identificar el motivo:Conociendo la causa emocional que provoque comerse las uñas, es posible trabajar en función de ello y erradicar para siempre este mal hábito de la persona. La onicofagia es un problema real, ignorar este mal hábito a quienes lo padecen significaría abandonar a un grupo de personas en búsqueda de una mejor calidad, vida y salud. Desde dentalia se trabaja para solucionar y concientizar sobre cualquier situación referente a la salud dental; por lo tanto, se abren las puertas a quienes sospechen o identifiquen la recurrencia en este mal hábito y espera apoyar en su proceso, de la mano de los expertos calificados para las condiciones del paciente.

Compartir este artículo

Deja un comentario

    This site is protected by reCAPTCHA and the Google Privacy Policy and Terms of Service apply.

    Carrito de Compras