Ortodoncia: Fases del tratamiento con brackets o populares “frenos”

Sabemos que es muy importante para muchos tener una sonrisa armoniosa, algunas personas pueden pasar la vida deseando tener dientes alineados y para otros, esto es un must para su tranquilidad. 

Lo cierto es que el tratamiento para lograr este resultado puede variar según las necesidades, edad y presupuesto de la persona quién lo demanda. Sin embargo, en dentalia queremos contarte un poco de cómo es el proceso para alinear dientes a través de la ortodoncia, lo que también se conoce como los brackets o populares “frenos”.

¿Qué es la ortodoncia y por qué algunos la necesitan?

La ortodoncia es la rama de la odontología que se encarga de todos los problemas que existen en la formación de la mandíbula y dientes. El tratamiento principal y más conocido de esta especialidad son los brackets, la cual se encarga de corregir los dientes mal posicionados de la boca y, por lo tanto, mejorar el aspecto de la sonrisa y mordida de los pacientes respectivamente.

¿Por qué es importante realizarme una ortodoncia?

Realmente, existe una importancia mucho más allá de la estética cuando se trata de alinear los dientes; y es que unos dientes mal posicionados en la boca pueden provocar fácilmente caries y otras enfermedades como la gingivitis y periodontitis, causando incluso la pérdida de las piezas dentales por mala limpieza.

Queremos aclararte que en este punto, no existen culpable cuando se trata de limpiar unos dientes mal posicionados, ya que a pesar de los esfuerzos, muchas veces los restos de alimentos pueden permanecer en los espacios que se crean en estas piezas dentales mal ubicadas. 

Por eso, en dentalia pensamos que la ortodoncia muchas veces es una necesidad, más allá que solo un tratamiento para mejorar el aspecto de la sonrisa. 

Los Brackets

Son el tratamiento más conocido y común de ortodoncia a nivel mundial, se caracterizan por ser fijos y estar formado por bandas, brackets y alambres.

¿Cómo funcionan?

Las bandas se encargan de mejorar la posición de los dientes, por lo que, se fijan al rededor del diente o los dientes. Este sirve como retenedor o anclaje para el “bracket”, el cual funciona de vía para que este sistema de alambres pase a través de él y se aten a las bandas. 

Este sistema funciona ajustando los alambres de forma periódica para ir apretando la posición de los dientes, poco a poco hasta lograr el objetivo deseado.

Fases del tratamiento con brackets

Fase 1 – Diagnóstico y planificación

Esta etapa es una de las más importantes, ya que se encarga de diagnosticar y realizar el plan de tratamiento a seguir por el paciente. Así el dentista podrá definir un tiempo aproximado de duración del tratamiento según las necesidades del caso.

Se dice que el éxito del tratamiento con brackets depende de un 50% de esta fase, por eso, en dentalia, tenemos los mejores equipos y la máxima tecnología para realidad un diagnóstico asertivo y veraz para cada uno de los pacientes. 

Esta etapa es bastante rápida (una a dos citas) y tiene diferentes estudios como radiografías, fotografías, etc. En este proceso se definirán también los objetivos y el plan de acción. 

Fase 2 – Alineación y nivelación

Esta es la fase de trabajo, en la que se empieza a practicar lo planteado en el plan ya creado. Aquí se colocará un arco, el cual es flexible y permitirá que esto sea posible mediante el sistema mencionado anteriormente.

En esta fase se corregirán principalmente apiñamientos y discrepancias verticales. Esta etapa durará dependiendo de qué tan fuerte es el apiñamiento o no de los dientes, si tus dientes tienen poco apiñamiento podrá durar unos 4 meses, si de lo contrario, tienen gran apiñamiento, esta etapa puede demorar hasta 1 año.

Fase 3 – Cierre de espacios

En esta etapa ya no serán visible los dientes mal posicionados, deberán estar en su posición alineada junto con las arcadas dentarias también niveladas. 

Luego de haber logrado este resultado, podrá seguir el siguiente paso que consistirá en cerrar los espacios entre los dientes, aquí es muy importante resaltar si hubo o no extracciones previas, ya que son de suma importancia para saber qué tanto tiempo tardaremos en lograr que los dientes vuelvan a su posición óptima. 

Si tus dientes sufrieron separaciones por el mismo procedimiento, podrían demorar de un mes a dos meses en cerrar estos espacios, de lo contrario, si sufriste de una o más extracciones, el tiempo mínimo de cierre será de 3 a 6 meses.

Para la corrección de la maloclusión hay muchas alternativas a utilizar y dependerán del caso particular, podemos mencionar: cadenetas, retro-ligaduras, gomas o elásticos, etc.

Fase 3 – Asentamiento

Este paso es el último y aunque parezca simple, es el más fundamental. Consiste en poder lograr que la mordida que resultó del tratamiento termine siendo totalmente saludable tanto para tus dientes como para tu mandíbula.

Se lleva a cabo normalmente con arcos rectangulares de acero y aunque también hay otras formas de asentar la mordida, hay una que es la más conocida, y son las ligas inter-maxilares. Esto ayudará a “acomodar” tu mordida de la mejor manera. 

Fase 4 – Retención y finalización

Último paso y el segundo más importantes. Gracias a ella se podrán mantener en el tiempo los resultados del tratamiento realizado anteriormente, que puede durar hasta años.

En esta etapa lo más común, es que las personas utilicen retenedores, que pueden ser fijos detrás de tus dientes o removibles que son de uso común para muchos, durante las horas de sueño. 

Recuerda que para saber más y experimentar una experiencia orientada al paciente, debes visitarnos y conocer nuestros planes y especialistas que están listos para atenderte, cuando lo necesites. 

Compartir este artículo

Deja un comentario

    This site is protected by reCAPTCHA and the Google Privacy Policy and Terms of Service apply.

    Carrito de Compras