Periodoncia, La Especialidad Odontológica que También Protege tus Dientes

Como muy pocos saben, la periodoncia es una especialidad vital para el mantenimiento de nuestros dientes. A diferencia de un “odontólogo común” el periodontista se especializa en todo lo que soporta los dientes en tu boca.

Es decir, el periodontista es el encargado de cuidar las encías, ligamentos hasta los huesos alveolares de la mandíbula; asimismo, también es quién se encarga de mantener los dientes implantados a personas que han optado por este tratamiento y de ayudar estéticamente a quiénes se sienten satisfechos con la forma de sus encías.

¿Qué es la periodoncia?

Es una rama de la especialidad de odontología que estudia, previene, diagnostica y resuelve enfermedades de los tejidos blandos de la boca como lo son: encías, ligamento periodontal, cemento radicular, hueso alveolar y cualquier sustituto de estos (prótesis).

Esta especialidad es relativamente nueva y surgió de la necesidad de mezclar la odontología con la estomatología para poder identificar el estado del periodonto (tejido que soportan los dientes) y su función en el cuerpo. 

Esta especialidad tiene una doble función, ayudar a mantener este tejido sano, pero también visiblemente agradable, por lo que también se puede decir que su función secundaria es estética. 

La periodoncia está entrelazada con la odontología, aunque muchas veces, quién visita recurrentemente al odontólogo, no tendrá necesidad de ver al periodontista. 

¿Qué enfermedades combate?

Esta especialidad, combate principalmente dos enfermedades: La gingivitis y periodontitis. La gingivitis se considera la etapa temprana de la periodontitis.

Esta enfermedad se manifiesta con enrojecimiento, inflamación y sangrado de las encías, por consiguiente, muchas veces causada por mala higiene bucal y/o como consecuencia de algunas enfermedades o el uso de ciertos medicamentos.

Algunos medicamentos como las ciclosporinas o fenitoína pueden causar hiperplasia gingival, si en tu caso, no utilizas este tipo de fármacos, lo más probable es que estés frente a una gingivitis bacteriana.

Si la gingivitis no es tratada a tiempo, avanzará a la enfermedad periodontal, también conocida como periodontitis (y como segunda enfermedad más común de la cavidad bucodental luego de la caries).

La periodontitis es la primera causa de la caída de los dientes, esta enfermedad es silenciosa y es consecuencia de un mix de factores, entre ellos se destacan principalmente los hábitos, quiénes son los causantes de que se agrave la gingivitis hacia esta segunda fase. 

La periodontitis no es curable, pero sí controlable. Cuando se detecta en sus primeras etapas muchas veces puede ser reversible, de lo contrario, nos podemos ver frente a la pérdida de piezas dentales cuando es demasiado tarde.

¿Qué puede causar las enfermedades periodontales?

Existen muchas causas posibles para este tipo de enfermedades, la principal es la formación de placa dental en los dientes a causa de una mala higiene o falta de la misma. Al pasar el tiempo, si esta no se limpia adecuadamente, se irá acumulando en los bordes de las encías y así mismo, también dentro de la misma, cuando esta se acumula en el tiempo.

La cama de placa acumulada dentro de las encías es una película que se forma a partir de azúcares, almidones y la interacción de estas bacterias en la boca con estos componentes de la comida.

Una vez esta placa no es limpiada y se acumula alrededor y dentro de los dientes, esta termina convirtiéndose en sarro. Cuando ya existe sarro en nuestra boca, este se acumula y dificulta la eliminación de la placa en la boca, ya que esta capa está pegada en la dentadura de manera permanente y la única forma de eliminarla es mediante una limpieza dental con tu odontólogo favorito.

En dentalia tenemos revisiones exploratorias para nuestros nuevos pacientes  que nos permiten sugerirte la mejor vía y plan de rehabilitación para tu boca y economía. 

En caso de no poder visitar alguna clínica para la eliminación de este sarro, este se acumulará de modo que se irá desplazando por toda la dentadura, incluso debajo de la encía, por lo que esta empezará a inflamarse. Muchas veces este síntoma con el tiempo se manifiesta y no en los primeros días adonde, muchas veces el sarro y placa están apenas acumulándose.

¿Qué debemos evitar para no sufrir este tipo de enfermedades?

Recomendamos tener buenos hábitos de limpieza bucal, eliminar el cigarrillo y mascado de tabaco (y evitar cada vez más estos hábitos, en caso de edad avanzada).

También existen otras condiciones que influyen, como la mala alimentación o comer pocos alimentos con vitamina C; incluso algunas enfermedades de base como las inmunosupresoras o terapias oncológicas. 

¿Cuándo necesitaré de la ayuda de un periodontista?

Si presentas alguno de estos síntomas, es mejor que asistas a tu odontólogo más cercano para que evalúe tu situación: 

  • Encías color muy rojo o violáceo
  • Encías sensibles
  • Encías retraíbles
  • Encías que sangran fácilmente por el cepillado dental y/o hilo dental o de manera espontánea

Y entonces, ¿Qué hago luego de detectar los síntomas?

Nuestra recomendación es que tan pronto tengas los síntomas, visites a tu odontólogo más cercano o de confianza. Si en caso de que este, vea tu sintomatología y comente que “todo está bien”, es mejor cambiar de especialista o clínica.

En dentalia tenemos exámenes  y protocolos de bienvenida para los pacientes más exigentes, también contamos con especialistas en todas las áreas, en caso de que necesites de nuestros expertos, estarás en sus manos.
Los precios que manejamos para tratar este tipo de enfermedades son desde $2,475 pesos mexicanos. Te invitamos a visitar nuestra web para conocer más.

Compartir este artículo

Deja un comentario

    This site is protected by reCAPTCHA and the Google Privacy Policy and Terms of Service apply.

    Carrito de Compras