Todo lo que debes saber sobre la Limpieza y Mantenimiento de implantes dentales

Los implantes dentales son elementos de metal que se ponen quirúrgicamente en el hueso maxilar. Al estar fijado, el dentista pone sobre ellos coronas o puentes fijos que ayudan a reemplazar las piezas dentales perdidas por algún motivo.

En dentalia sabemos que es posible que tengas que ponerte alguno. Por eso, queremos instruirte sobre todo lo que debes saber de limpieza y mantenimiento de implantes dentales.

¿Cómo funcionan los implantes dentales?

Ahora, antes de saber cómo limpiarlos, debes instruirte un poco sobre cómo funcionan. De esa forma, puedes entender mejor el mantenimiento que debes darle.

El implante se fusiona con la mandíbula. De esa manera, da un soporte estable a los dientes artificiales. Como está incrustado, no se mueve ni desliza en la boca. Por eso, es una ventaja sobre los puentes colocados sobre los implantes, ya que permite una mejor masticación y habla, sintiéndose más natural para el paciente.

Antes de poner un implante, se estudian las encías y el hueso de la mandíbula. Al ponerlo, las encías deben seguir sanas, así como la mandíbula. Es en ese punto donde el paciente debe aceptar el seguir una higiene meticulosa en la zona. Eso asegura su preservación a largo plazo.

Estudios indican que una mala higiene de los implantes puede causar complicaciones en el protocolo de tratamiento. Por ello, se necesita una evaluación periódica.

¿Cómo limpiar los implantes dentales?

Ahora que sabes por qué es tan importante una higiene correcta, te decimos cómo debes limpiarlos. Lo básico es saber que debes tener un buen cepillado, enjuagues y un irrigador dental.

Después de comer, la placa y los trozos de comida pueden quedar atrapados en la prótesis. Por ello, debe limpiarse la zona cepillando bien después de cada comida. Se puede usar cepillos interdentales o interproximales. E igual, emplear irrigadores bucales.

La limpieza correcta de los implantes no dista mucho de la convencional. Se pide un correcto cepillado dental luego de cada comida que se haga. Este debe durar, por lo menos, tres minutos.

Es muy relevante el cepillado de después de cenar. Será el mayor periodo de tiempo que la boca pase sin cepillarse. 

Después del cepillado dental deben buscarse y eliminarse los restos de comida retenidos entre los dientes y las coronas implanto-soportadas con un irrigador dental.

El irrigador dental es un dispositivo que emite un chorro de agua para que pase entre los dientes y las encías. Tu odontólogo de confianza debería hablarte de esto luego de la aplicación del implante. 

Su tiempo estimado de uso es de 5 minutos. Debe utilizarse con cuidado de no dañar la encía, porque un chorro muy potente puede causar sangrado o hinchazón.

¿Qué pasa si no cuido o limpio mis implantes dentales?

Como verás, su limpieza no es compleja. Lo relevante, es hacerla parte de nuestra rutina diaria. De no hacerse, un mal aseo puede conllevar a la pérdida del diente.

Las complicaciones más frecuentes por no limpiar correctamente el implante dental son:

Placa bacteriana y restos de comida acumulados: Ocasiona problemas en la encía, hueso de soporte y estabilidad del implante.

  • Periimplantitis: Una inflamación en las estructuras de soporte de los implantes. 

Pérdida del implante: Las causas más comunes de pérdida del implante pueden ser: Tabaco, problemas de la higiene oral, no ir a las consultas dentales, bruxismo, entre otros.

Síntomas de Periimplantitis

La periimplantitis es un proceso inflamatorio que afecta a los tejidos que rodena a un implante dental. Este ocasiona una pérdida del soporte óseo donde se ha integrado.

Aunque, si el problema inflamatorio afecta únicamente a los tejidos blandos, es una mucositis peri-implantaria. Que, de no tratarse a tiempo, deriva a una periimplantitis. Hay peri-implantitis si se observa:

  • Enrojecimiento de la mucosa alrededor del implante
  • Sangrado o superación del sondaje puesto para colocar el implante
  • Diagnóstico con una radiografía de la pérdida ósea del hueso soporte
  • Dolor a la percusión
  • Movilidad del implante

Entre las causas principales están, que la flora bacteriana se aloja en la cavidad oral y puede ubicarse en la superficie del implante.

Otra causa, puede ser la sobrecarga oclusal. Que es, en realidad, el estrés biomecánico que genera la masticación. Suele ocurrir cuando el implante está mal colocado.

Aunque, existen diferentes factores de riesgo que favorecen la aparición de esta complicación:

  • Fumar
  • Mala calidad ósea del hueso de soporte
  • Higiene oral deficiente
  • Tipo de superficie del implante

Estos casos necesitan una revisión por parte del especialista, para evaluar el caso y analizar si se puede aplicar un tratamiento o si hay que retirar el implante.

Mantenimiento del implante

Cuando se hace un mantenimiento, el dentista retira las prótesis fijas para limpiar los implantes dentales y llevar un control de la encía y el hueso.

Se recomienda hacer el mantenimiento de las prótesis sobre implantes para evitar el aflojamiento de los tornillos. Esa también es una complicación frecuente, porque la prótesis puede tener movilidad y fracturar el tornillo dentro del implante dental.

Tu profesional de la salud debería informarte de todo esto después de colocar el implante. Por lo que siempre aconsejamos acatar sus recomendaciones y seguirlas, para poder conservar los implantes.

Compartir este artículo

Deja un comentario

    This site is protected by reCAPTCHA and the Google Privacy Policy and Terms of Service apply.

    Carrito de Compras