Todo sobre las muelas del juicio

Seguramente la primera vez que escuchaste esto, intentaste encontrarle algún sentido. Si estabas pequeño, quizás pensabas que era una expresión; si te encontrabas en tu adolescencia, seguramente alguno de tus padres debió hablar sobre este tercer molar, comentándote que puede que salieran en tu boca y tendrían que retirar en algún momento, para no dañar tu sonrisa. 

Sea cual sea la situación, lo cierto es que muchas veces nos da pánico hablar sobre esto o afrontarlo, incluso en la edad adulta, por lo que escuchamos sobre las mismas y el “dolor” que causan al momento de salir.

Sin embargo, esto no es así del todo. Muchas personas pueden tener su tercer molar y estar sin problemas toda la vida con su dentadura y sonrisa. 

¿Qué son las muelas del juicio?

Las muelas del juicio son el tercer molar y aparecen usualmente en nuestra boca desde los 17 hasta los 25 años de edad. En algunas personas, incluso puede aparecer antes o después de este periodo.

Estas muelas son 4 y se sitúan al final de la dentadura, por lo general, dos arriba y dos abajo; aunque muchas veces, pueden aparecer solo tres, dos o una de estas muelas o incluso, ninguna.

Hay casos en los que estas muelas pueden incluso aparecer de una manera fuera de lo común, como pedazos de huesos dentro de la encía o tener formas indefinidas, con menos raíces de lo que se conoce que cuentan.

Si en tu boca tienes muelas del juicio a tu edad adulta tendrás 32 dientes, al contrario, si estas nunca erupcionan, tendrás 28 dientes. En casos, este número puede variar dentro del rango como lo comentado anteriormente.

¿Por qué tenemos muelas del juicio?

Las muelas del juicio nos recuerdan a nuestros antepasados, nos hacen saber que antes necesitábamos de una dentadura mucho más fuerte para comer carnes y alimentos crudos. 

A medida que el tiempo pasó, la evolución del hombre permitió que estas muelas perdieran “usabilidad”, incorporando alimentos más blandos y cocidos a la dieta. Este factor no es bueno ni malo, lo que sí es cierto es que para unos dientes saludables, también es necesario una buena masticación, sea cual sea el alimento.

En realidad, las muelas del juicio no tienen función específica como el resto de los dientes, por lo que muchas veces es común removerlas de la boca para evitar el apiñamiento de los mismos con el paso del tiempo. 

Entonces ¿Debemos quitarnos las muelas del juicio?

Esto depende de cada caso en particular, aunque la realidad nos indica que los dientes suelen moverse dentro de nuestra boca y que muchas veces estos movimientos provocan con el paso del tiempo que exista menos espacio entre ellos. 

De igual forma, muchas muelas del juicio crecen sin complicaciones, con la posición y tamaño correcto, por lo que no es necesario sacarlas de la cavidad dental. En dentalia siempre recomendamos una revisión con un especialista y hacer Rayos X para evitar complicaciones futuras en tratamientos como ortodoncia o invisalign.

Datos curiosos sobre las muelas del juicio

  1. Son remanentes de nuestros antepasados homínidos. Esto quiere decir que fueron parte de los primeros primates bípedos. Esto quiere decir que el origen de estas muelas es de más de 3,2 millones de años ¡Increíble!
  2. ¿Por qué se llaman muelas del juicio? A pesar de que parezca que hablamos sobre ley o justicia, en realidad esto se refiere a la etapa de la vida en la que recién aparecen. 

Y es que todos creemos que desde los 18 años de edad ya somos “adultos” en el mundo occidental, por lo que desde los 17 años podemos decidir si algo está bien o mal, o por lo menos, es lo que la evolución nos indica.

  1. 35 de cada 100 personas no tiene muelas del juicio. Esto quiere decir que puede que tus hijos o algunos de tus nietos serán parte de este porcentaje en algún momento.
  2. A pesar de que opinamos que no las necesitamos del todo actualmente, no es tan posible como parece. Ellas pueden tener células madres que nos ayudan para la regeneración de otros tejidos ¡Al fin y al cabo, son huesos! 
  3. El 85% de los casos con muelas del juicio ameritan extracción ¡El resto, no! Así que no te preocupes, si todavía no te han salido o molestado, quizás cuentes con esta suerte.

Recuerda que si deseas hacer alguna consulta o una revisión para saber qué necesitas para adelantarte a cualquier problema que pueda presentarse por las muelas del juicio ¡Estamos a tu disposición! Visítanos y agenda tu cita en dentalia.

Compartir este artículo

Deja un comentario

    This site is protected by reCAPTCHA and the Google Privacy Policy and Terms of Service apply.

    Carrito de Compras