¿La Mascarilla puede Afectar Nuestra Salud Dental?

Los primeros meses de este 2022 varios países de Latinoamérica han levantado el uso de las mascarillas obligatorio, principalmente en espacios abiertos. México no ha sido la excepción y desde inicios de abril habría solo una decisión de empleo completamente personal, aconsejando únicamente utilizarlo en caso de sospecha cuando haya presencia de síntomas del Covid-19. 

Durante la pandemia existía una gran necesidad por el implemento de la mascarilla, pero en este momento es importante valorar las ventajas y desventajas de su utilización.  Por eso, dentalia te expone las afecciones del empleo de la mascarilla para la salud dental en tiempos post-Covid.   

El tapabocas y la salud bucal

Primordialmente, se resalta que dentalia asegura, hasta la fecha, que no existe ningún registro, una investigación, algún aporte científico o ningún tipo de trabajo que refleje el empleo del tapabocas como un artefacto capaz de provocar algún daño bucodental a los pacientes.

Más allá de esto, varios países de esta región dejaron las mascarillas únicamente, para casos de sospecha de presencia del virus, Ciudad de México encontró un motivo en sus estadísticas a comienzos del mes de abril, número de casos: cero. La vacunación masiva, tratamientos eficaces, buenos cuidados y la costumbre del lavado de las manos hicieron posible estas condiciones para la facilidad del gobierno en levantar la orden del empleo obligatorio.

Pero muchas personas vivieron dificultades por el tapabocas, algunas sufrieron de diferentes síntomas y enfermedades a causa del uso de las mascarillas, la mayoría eran dermatológicas y asociadas con la higiene personal.

No obstante, algunos pacientes confesaron una disminución en el cuidado de sus hábitos de limpieza y cuidado bucodental, pues con la mascarilla se hacían menos notorias las deficiencias, generando una especie de tranquilidad por parte de la persona, hasta la aparición de consecuencias mayores, las cuales motivan al paciente a asistir a consulta; otros comentaban que por el empleo continuo, la frecuencia en el cepillado fue disminuyendo.

En el caso bucodental, se evidenció un incremento en personas que reportaron halitosis (mal olor bucal) durante la pandemia, igualmente siguen sin existir estudios capaces de comprobar si el uso de las mascarillas es conducente a la presencia del mal olor. Otra condición bucal reflejada en este incremento es la sequedad, pero como las anteriores, se debe a los hábitos de la persona. El consumo de agua disminuyó para algunas personas y provocó la aparición de este síntoma en muchos pacientes.

También hubo un incremento en caries, lo cual preocupó a varios expertos, pero quienes han observado, estudiado e investigado científicamente estas dimensiones, expresan que los cambios y diferencias determinadas en las personas que sufrían alguna variación, estaba más asociado al inicio de fallos en sus hábitos de higiene bucodental. De igual manera, se detectó desmineralización en los dientes, todos estos síntomas y enfermedades son fiel reflejo de un problema con respecto a la higiene dental de las personas.

Mejores prácticas al utilizar tapabocas

A esto surge la pregunta ¿Cómo solucionar el incremento de casos de problemas dentales relacionados con el uso de la mascarilla? La verdad es muy sencillo y dentalia propone unas recomendaciones para aplacar el repunte de enfermedades asociadas al uso del tapabocas:

1ro. Maximizar el cepillado

Esto se refiere a mejorar la técnica y frecuencia del cepillado dental. En dentalia, el equipo de expertos está altamente preparado para educar al paciente en esto y mejorar la salud bucal.

2do. Aumentar el consumo de agua

La cantidad de litros de agua aproximada que debe tomar una persona es entre 1.5 y 2 como mínimo, mantener este hábito permite la mejora del funcionamiento de varios sistemas del cuerpo, incluyendo el sistema digestivo; además, el agua ayuda a limpiar algunas bacterias que se alojan en la cavidad bucal y esto protege la salud dental.

3ro. Cambiar la mascarilla regularmente y evitar su uso prolongado

Aunque la mascarilla protege de bacterias, virus y microorganismos externos, el empleo continuo puede desgastarla e incluso crea una atmosfera en la cavidad bucal apta para la proliferación de diferentes microorganismos que pueden incidir a largo plazo en la salud bucodental del paciente.

4to. Concientizarse

La sonrisa sigue siendo un aspecto característico de la persona, está presente en la vida de todos y es necesario su cuidado, tanto por estética e higiene, como por la salud emocional y mental de cada paciente. Es por ello que a pesar de no ser constantemente vista en tiempos de pandemia, no deja de ser importante para el día a día las personas y dentalia recomienda darle el cuidado requerido para mantener una buena sonrisa y salud dental al momento de regresar completamente a la normalidad.

A pesar de no existir ningún estudio que certifique si el empleo de la mascarilla afecta directamente la salud bucodental, la situación agravó la salud de los pacientes. Dentalia abre sus puertas para quienes sufran algún síntoma o enfermedad bucodental y se compromete tanto a solucionar, como apoyar al paciente en cualquier afección en búsqueda de mantener su calidad de vida y salud.  

Compartir este artículo

Deja un comentario

    This site is protected by reCAPTCHA and the Google Privacy Policy and Terms of Service apply.

    Carrito de Compras