Brackets Dentales lo que Nadie te Cuenta

Experimentar utilizando brackets muchas veces no es tarea fácil, las personas suelen subestimar la cantidad de tiempo, disciplina y energía que esto requiere, además de las horas que pasamos con él, las comidas que no nos permite comer, entre otras cosas.

En este artículo te contaremos varias verdades y desmentiremos algunos mitos alrededor de su uso. ¡Empecemos!

Brackets Dentales Mitos sobre el Tiempo

Al contrario de lo que piensas, la duración de los brackets en tu boca están proporcionalmente relacionados con la cantidad de empeño que dirijas a cumplir los objetivos y obligaciones planeados en el consultorio con tu primer plan. 

Muchas personas, debido a este buen comportamiento, han logrado terminar su plan de ortodoncia tiempo antes que otros, quienes saltan sus citas o no siguen las recomendaciones del odontólogo

Por ello, te aseguramos que el tiempo pasará más rápido de lo que crees y dependerá directamente del problema de oclusión que presentes. Sin embargo, te recordamos que el tiempo mínimo es de 12 meses para tener los mejores resultados. En algún consultorio que te prometan cambios en tiempos muy breves y si tú mismo reconoces la gravedad de tu padecimiento y este para ti, parece muy optimista, es mejor buscar siempre la opinión de un segundo experto.

Un tratamiento con ortodoncia es, por lo general, un tratamiento largo que requiere mucho cuidado, pero siempre mantén en mente tus objetivos principales y el porqué lo estás haciendo: Porque mereces una sonrisa sana, sentirte cómodo con tus dientes y evitarás futuras enfermedades asociadas, facilitando la limpieza de los mismos en casa.

La puntualidad para ir a la cita con tu dentista, también es ideal. Muchos consultorios al no cumplir con los horarios, le comentan a los pacientes para verse en la misma semana u otros días fuera de la hora y día pautado, por lo que recomendamos siempre ser puntual en tus citas y respetar el tiempo de tu dentista y su equipo de trabajo.

Brackets Dentales lo que Nadie te Cuenta

Mitos sobre las Comidas

Sí, el utilizar brackets de alguna manera afectará tu masticación y quizás, los primeros tres días no podrás comer casi nada. Esto es parte del proceso de adaptación.

Durante los primeros días es normal sentir presión y dolor al comer, por ejemplo, alimentos muy duros. Usualmente, para las personas en promedio, existe un periodo de adaptación de tres días a una semana para que se sientan con una mejor normalidad tus dientes durante el tratamiento.

Asimismo, cada vez que exista un cambio de ligas probablemente sentirás que no puedes masticar de una manera normal, pero esta adaptación es muy corta, toma solo alrededor de tres días.

A consecuencia de todos estos cambios, quizás durante el proceso puedas perder un poco de peso, por lo que recomendamos tener una dieta muy balanceada y que, al menos, cumplas con dos grandes comidas de tres al día durante esta adecuación.

Durante la masticación y cada comida, es algo muy usual que también se te atoren alimentos en los dientes, sobre todo si estás en esta primera etapa de adaptación. Te recomendamos tener mucha paciencia y siempre llevar contigo tu kit de limpieza.

Mitos sobre tu aspecto

Sabemos que muchas personas tienen labios muy finos y al verse en el espejo se sentirán extraños, esto es algo completamente normal. No seas duro contigo mismo y sigue teniéndote paciencia frente al espejo.

Algunas veces, permitimos que la opinión de otros sea parte de nuestra propia percepción y no debemos hacer de esto una realidad, debes recordar la causa de por qué estás realizando ese tratamiento y darte cuenta de que es parte de tu proceso como persona y salud.

Si te sientes muy inseguro sobre tu aspecto, busca diferentes opciones del mercado que te hagan sentir bien contigo mismo. En dentalia queremos confesarte que nadie probablemente opine que te ves mal por ellos, probablemente esto solo sea un reflejo de la falta de costumbre de observarte con el mismo.

Brackets Dentales Mitos sobre el Tiempo

Y hablando de personas atractivas ¿El uso de los brackets interfiere al momento de besar? ¡Claro que no! Y sí, sabemos que seguro esto lo has visto hasta en películas de tu infancia, pero no es verdad. Una o dos personas que usen brackets al mismo tiempo pueden besar con completa normalidad, a menos que estos decidan chocar sus dientes durante el beso ¡¿Muy raro, no crees?!

En este periodo el bálsamo labial también se convertirá en tu mejor amigo, si bien tus labios se verán un poco más hinchados por la presencia de los brackets en tus dientes, también esto podría afectar la elasticidad de los mismos; por lo que te aconsejamos el empleo de un protector labial siempre que sientas que lo necesitas.

Y no, ¡No solo afectará al exterior! También verás necesario el empleo de la cera para los brackets en los primeros meses de adaptación, esto ocurre por el roce de los brackets con las paredes bucales internas. ¡Y es más común de lo que consideras!

Mitos sobre la edad

La cultura popular ha logrado que el uso de este tipo de tratamientos estén enfocados directamente en niños, a pesar de que no importa la edad que tengas, este podrá funcionar.

Si de joven no tuviste la oportunidad de tratar tus dientes, es hora de que puedas hacerlo, sin pensar en las críticas ni en el qué dirán. Una dentadura alineada es mucho más que la apariencia de los dientes perfectos ante la fotografía que siempre soñaste subir a tu perfil de social media. Significa que existió un compromiso y sobre todo, la oportunidad de hacer posible tan difícil tratamiento. 

Los costos y el status social influyen en la calidad y éxito de la aplicación de ortodoncia de brackets en cualquier lugar del mundo. En dentalia ofrecemos planes que se adaptan a la economía de las familias mexicanas porque nos importa la salud de todos los mexicanos. 

No tengas miedo ni tabúes al respecto, verás que al paso del tiempo notarás que no eres la única persona adulta que los lleva en la calle o el autobús.

Brackets Dentales Mitos sobre Edad

Mitos sobre la higiene

La higiene, la parte clave de todo tratamiento y salud bucal duradera. Sin ella, no será posible tener dientes sanos nunca. Y es que no solamente deberás ser doblemente higiénico con el uso de los brackets, sino que también muy disciplinado y detallista.

Tus hábitos de cuidado bucodental abarcarán más tiempo y dedicación que antes: Necesitarás un kit especial de limpieza que incluye cepillos interdentales para prevenir sarro y manchas, hilo dental para eliminar rastros de comida también dentro de las líneas interdentales y los brackets.

Más allá de los hábitos de higiene, igualmente debes aplicar los cuidados necesarios en tu alimentación, como por ejemplo, dejar de comer alimentos azucarados o disminuir su consumo, comer más frutas y verduras, las cuales son blandas y no provocarán dolor al masticar.

Por último, y no menos importante, deberás utilizar luego de tu tratamiento de brackets retenedores, ya que estos permitirán que tu sonrisa se mantenga así por más tiempo. Es necesario que entendamos que esto es parte esencial del tratamiento y hará que tus dientes se mantengan en su posición luego de su empleo prudente recomendado por tu odontólogo.

Compartir este artículo

Deja un comentario

    This site is protected by reCAPTCHA and the Google Privacy Policy and Terms of Service apply.

    Carrito de Compras