Conoce los Medicamentos que Pueden Dañar tus Dientes

Una verdadera salud bucal, no solo depende de la higiene y cuidado diario, también existen muchos factores que juegan un rol importante al momento de tener una correcta salud bucal.

La comida, como factor relevante para desarrollar enfermedades comunes como la caries, no es la única causa de esta enfermedad. También, pueden existir otras sustancias desencadenantes de este problema ¡Y ni lo imaginamos! Además de lo que conocemos como el cigarrillo, alcohol o uso de sustancias ilícitas, los medicamentos también pueden ser causa de problemas en la cavidad bucodental.

Adicionalmente, la saliva que tenemos en nuestra boca tiene también ciertas características que podrán tanto mejorar como agravar la salud de nuestra boca.

La saliva como protectora de los dientes

La saliva, aunque parezca mentira, es protectora de nuestra boca y dientes. A pesar de la cantidad de bacterias que tenemos en nuestra cavidad oral, tiene una función protectora para los elementos dentro de la misma.

La saliva es producida por tres pares de glándulas salivales grandes y por cientos de glándulas pequeñas. Estas son las encargadas de producir lo que conocemos como “saliva” que en realidad es el “esputo”. 

Las funciones de la saliva varían, su principal función es antibacteriana y antifúngica, por donde se crea una saliva, aclaramiento y proporciona acción contra la placa y restos de alimentos. Protege además contra los cambios del pH que pueden también agravar los síntomas de la caries. 

La saliva también cuenta con una función regeneradora de los tejidos bucales, cuando existen problemas como llagas o procesos bacterianos que causan heridas, ella ayuda a la regeneración rápida del tejido.

Otra de las funciones importantes es la de lubricación, ya que ayuda a la correcta deglución de alimentos, degustación y fonación de las palabras. La saliva cuenta con una función vital en la digestión, porque participa en las primeras etapas de este proceso, conocido como “salivación”.

Por último y no menos relevante, la saliva tiene una capacidad remineralizadora del esmalte dental, por lo que se recomienda siempre a las personas mantener la boca mojada y con una buena hidratación para sacarle provecho a todos estos beneficios.

¿Qué pasa si tenemos poca saliva en la boca?

Si al contrario, tenemos poca producción de saliva, podemos favorecer el crecimiento de la placa bacteriana, caries e infecciones. 

Muchos medicamentos causan resequedad de la boca, lo que se denomina médicamente como “Xerostomía”. Estos medicamentos actúan sobre las glándulas salivales disminuyendo la producción de saliva ¿Cuáles son estos medicamentos? Antidepresivos, antihistamínicos, diuréticos, inhaladores, descongestionantes, beta-bloqueantes y los medicamentos utilizados para la enfermedad de Parkinson. Aquí te mencionamos algunos casos en los que los medicamentos podrían afectar la calidad y cantidad de tu saliva:

  • Tetraciclinas: Su uso prolongado puede causar color amarillento en los dientes
  • Exceso de flúor: Afecta mayormente a niños en desarrollo, cuando existe un exceso de flúor en los dientes aparecen manchas blancas en los mismos, y a esto se le denomina fluorosis.
  • Jarabes: Los medicamentos de este tipo muchos están constituidos por altos niveles de sacarosa. Como por ejemplo: Medicamentos para la tos, si hay niños y se da el medicamento antes de dormir, sería lo mismo que darle una paleta en la boca. Hay que leer la cantidad de azúcar que tiene cada medicamento y siempre lavar los dientes luego, sobre todo si se trata de los niños antes de ir a la cama.
  • Medicamentos antihipertensivos: Hay medicamentos hipertensivos, hacen que disminuya la saliva y se desmineralicen los dientes. 
  • Medicamentos anticonvulsivos: También los medicamentos para convulsivos, hacen que las encías se hinchen y sangren (algunos).
  •  Medicamentos para osteoporosis: Los alendronatos sódicos y bifosfonatos utilizados para osteoporosis, cáncer o enfermedad de Piaget, pero tienen consecuencias a nivel del maxilar, lo cual puede producir necrosis mandibular. Esta medicación necesita cita previa al odontólogo para el reparo de daños y focos infecciosos, se producirá la necrosis.
  • Inhaladores: Inhalar un medicamento a través de la boca puede ocasionar una infección por hongos conocida como candidiasis oral. Enjuagar la boca después de hacer uso del inhalador evitará las infecciones.

Es importante también informarle a nuestros odontólogos que estamos haciendo otros tratamientos en caso de que esté ocurriendo. Igualmente, debemos recordar los cuidados esenciales de la salud buco-dental para poder tener dientes completamente saludables. Recuerda que si necesitas a un especialista, en dentalia conseguirás la mejor tecnología y todas las especialidades en un solo lugar.

Compartir este artículo

Deja un comentario

    This site is protected by reCAPTCHA and the Google Privacy Policy and Terms of Service apply.

    Carrito de Compras