Salud oral en pacientes con cáncer

El cuidado minucioso en la boca de pacientes con cáncer es fundamental, esto debido a que los tratamientos a los que son expuestos son sumamente invasivos y podrían generar efectos secundarios perjudiciales para la salud bucodental.

A través de este artículo ahondaremos en cuáles resultarían ser los principales problemas que pueden aparecer y cómo se deben manejar e incluso prevenirlos ante el contexto de una enfermedad oncológica.

Las consecuencias de los síntomas y tratamientos en el paciente

Los pacientes con cáncer pueden sufrir distintos problemas bucodentales, esto puede variar en torno al tratamiento aplicado, (por ejemplo, la radioterapia de cabeza y cuello eleva el riesgo de complicaciones), así como la susceptibilidad de cada individuo a este tratamiento invasivo.

La mucositis (inflamación de la superficie mucosa que recubre el interior del tracto digestivo, siendo la boca, la garganta y el esófago las zonas más afectadas), es el efecto secundario más habitual en pacientes con cáncer, este puede presentarse con varios niveles de complicaciones. Dentro de las formas más leves de presentarse está el enrojecimiento de la mucosa oral, escozor, sensación de hormigueo e hipersensibilidad ante determinados alimentos; y en cuanto a los casos más complejos, es probable que las encías se inflamen, aparezcan llagas e incluso sentir incomodidad a la hora de comer y hablar.

Otros de los problemas bucodentales que pacientes con cáncer pueden sufrir es la sequedad bucal  (xerostomía), caries, trastornos del gusto o dificultad para tragar y masticar.

Antes del tratamiento

Al alguien exponerse a un tratamiento oncológico, lo esencial es consultar con el médico tratante y odontólogo, cuáles son los cuidados que debes tomar en pro de cuidar tu salud oral; sin embargo, estamos seguros de que algunos de estos consejos podrían ayudar a un familiar o amigo cercano con este padecimiento:

Visita el odontólogo antes de iniciar el tratamiento, es fundamental acudir para la revisión de la boca, de esta manera tendrás una explicación amplia y detallada sobre todo lo necesario para aminorar los riesgos y complicaciones bucodentales durante o post tratamiento el tratamiento  oncológico.

 Realiza una técnica de cepillado suave y utiliza cremas, enjuagues que no contengan irritantes, realizar un cepillado dental suave y con el cepillo adecuado es importante para pacientes con cáncer.

Evita el uso de productos bucales que contengan   irritantes como el laurilsulfato sódico o sabores intensos (por ejemplo, de menta). Es aconsejable el empleo de cremas específicas para la xerostomía (boca seca).

En cuanto a los cepillos, podrías intentar humedecerlo justo antes de introducirlo a la boca, para así tratar de ablandar las cerdas, de seguir resultando complicado o molesto, te recomendamos cambiar de cepillo por uno más pequeño e incluso podrías intentar con cepillos de niños. 

La frecuencia del cepillado debe ser la habitual (2 o 3 veces al día), también es imprescindible el empleo del hilo dental, de manera suave y cuidadosa para no maltratar las encías.

En caso de tener mucositis, encías inflamadas o enfermedad periodontal  puede ser utilizado un colutorio de clorhexidina sin alcohol tras el cepillado. 

 Existen opciones un poco más artesanales para enjuagar la boca, un enjuague de agua con manzanilla, o bien diluir media cucharada de sal y media de bicarbonato en 200 ml de agua, y enjuagarse con alguno de ellos varias veces al día para reducir el riesgo de infecciones y otras complicaciones.

Consume alimentos, para proteger la mucosa de irritantes y agresiones es recomendable que ingieras alimentos blandos y templados con términos tibios, evita los productos picantes, ácidos, crujientes o irritantes. Cuida la ingesta de alimentos azucarados, esto ayudará a prevenir la aparición de caries dental.

Toma muchos líquidos, mucha agua y bebidas sin azúcar, mantener la boca húmeda te ayudará a evitar la aparición de úlceras y llagas. Otra opción es chupar cubitos de hielo, los cuales pueden aromatizar con un toque de su fruta predilecta.

En el lado contrario, evita todo aquello que puede secarte la boca: alcohol, tabaco, gaseosas, alimentos salados, etc. Respecto a los labios, los bálsamos hidratantes labiales ayudan a mantenerlos en buen estado.

Disminuye el uso de la prótesis removible (en caso de estar utilizando alguna), es un consejo fundamental para el cuidado oral de pacientes con cáncer, reducir el uso de las prótesis a lo más mínimo e intensificar las medidas de higiene y precaución relacionada con ellas.

Refuerza la salud de tus huesos, el consumo diario de vitamina C y calcio ayudará a mantener los dientes sanos y fuertes. Los jugos de fruta son una opción ideal para el fortalecimiento.

Desde dentalia recomendamos consulta al dentista ante cualquier síntoma de incomodidad bucal, recomendamos los tratamientos odontológicos sean realizados antes del tratamiento oncológico.

Si no se respecta el protocolo, probablemente luego de la terapia aparezca algún problema bucal y no se sepa muy bien su origen. Y surge algún problema que afecte la salud oral, es necesario que comuniques el caso a tu médico tratante y oncólogo para que soluciones con rapidez.

Esperamos nuestros consejos y recomendaciones hayan sido de suma ayuda para ti y los tengan en cuenta al momento de que alguien cercano los necesite.

Compartir este artículo

Deja un comentario

    This site is protected by reCAPTCHA and the Google Privacy Policy and Terms of Service apply.

    Carrito de Compras