Tips para Prevenir Encías Retraídas

Las encías son el tejido rosado en la boca, que está en contacto con la raíz del diente. Se encuentran firmemente adheridas a la mandíbula, cubriendo herméticamente el diente hasta el cuello.

Las encías retraídas, o recesión gingival, son una patología común, en la que la encía se retrae o desgasta y expone el tejido rosado que recubre la raíz del diente. Pueden tener importantes impactos en la salud al dejar expuestas las raíces.

En dentalia te explicamos todo lo que debes saber al respecto. Incluida las formas de prevenirlo.

Causas de encías retraídas

El desgaste de las encías y la inflamación de los tejidos son una de las principales consecuencias de la retracción.

Una mala higiene suele ser la causa número 1 de las encías retraídas. Pero, también puede aparecer en personas con buena higiene, por factores hereditarios como el grosor de las encías y la posición de los dientes.

La retracción física suele afectar más el lado izquierdo de la boca. El motivo es que las personas usan con más fuerza el cepillo en la zona izquierda, ya que casi todos son diestros.

Otras causas que contribuyen a las encías retraídas son:

  • Perforaciones en los labios o la lengua
  • Dientes desalineados
  • Daños por tratamientos dentales
  • Tejido de encía delicado y delgado
  • Periodontitis por acumulación de placa dental y pérdida de fibra conectiva y hueso alrededor de los dientes

Síntomas de encías retraídas

Es posible que muchas personas no se den cuenta que sus encías se están retrayendo. Sin embargo, los síntomas principales son:

  • Sensibilidad al frío y al calor
  • Creer que el diente parece más largo
  • Mayor espacio entre los dientes
  • Temor de perder los dientes

Las encías retraídas pueden ser síntoma de otras enfermedades de la encía. Incluso, pueden aumentar el riesgo de padecer caries y pérdida de piezas dentales.

Factores de riesgo

Un estudio señala La aparición y severidad de la recesión gingival puede verse condicionada 5 factores de riesgo:

  • Edad: Se ha establecido que la recesión gingival empieza desde los treinta años o más y aumentacon la edad. Es mayor en los hombres afroamericanos que en las mujeres y en otros grupos étnicos. Se sabe que afecta al 88% de los pacientes mayores de 65 años y al 50% de los individuos entre los 18 y los 64 años.
  • Anatomía: Problemas como la fenestración, dehiscencia del hueso alveolar, posición anormal del diente y forma del diente se asocian a la recesión de encías.
  • Fisiológicos: Movimiento de los dientes a posiciones fuera del hueso alveolar, labial o lingual.
  • Trauma: Los traumatismos causados por cepillados dentales enérgicos, daño en el tejido, procedimientos operatorios y tabaco de mascar pueden ocasionar encías retraídas.
  • Higiene: Las encías retraídas se relacionan con el higiene dental. Los pacientes con mala higiene oral tienden a incrementar la recesión oral de encías. 

Cómo tratar las encías retraídas

La mayor parte de los casos no necesitan tratamiento. Sin embargo, pueden aplicarse algunos como:

  • Tratamientos para desensibilizar: Se busca reducir la sensibilidad de la raíz expuesta del diente y la molestia causada ante el frío o calor.
  • Restauración: Aplicar el uso de resinas compuestas con el color de los dientes para cubrir la superficie de la raíz. Esto para fines estéticos.
  • Porcelana rosa: Otro tratamiento estético es aplicar resina del mismo color rosa de las encías, para rellenar los espacios donde ya no están las encías.
  • Carillas: Se trata de un acrílico o de silicona, que reemplazan artificialmente el área de tejido faltante de las encías.
  • Ortodoncia: Algunos tratamientos que mueven la posición de los dientes durante un período prolongado, pueden corregir el margen de la encía que se perdió.
  • Cirugía: Existen cirugías en las que el cirujano dental injerta tejido de otro sitio de la boca. Entonces, el tejido cicatriza sobre la retracción de las encías. Esto solo se aplica en una retracción grave.

Tips para prevenir las encías retraídas

Ahora, el retraimiento de las encías se puede lograr. Únicamente debes seguir algunos consejos:

  1. Evitar cepillarse con demasiada fuerza: La causa más común de las encías retraídas es cepillarse con demasiada fuerza. Por ello, hay que mejorar las técnicas de cepillado. Se recomienda cambiar el cepillo dental por uno de cerdas más suaves, cepillar con suavidad y evitar cepillarse en exceso.
  2. Mejorar la higiene dental: Se recomienda evitar la acumulación de sarro y placa, mejorando la higiene dental y usando hilo dental con suavidad, para evitar lesiones en las encías.
  3. Usar crema dental suave: El uso de crema dental fuerte y abrasiva puede ocasionar encías retraídas. Por ello, se recomienda emplear una crema dental efectiva y suave.
  4. Dejar de fumar: Se sabe que el tabaco puede influir negativamente en la reducción de las encías. Así como en el nivel de éxito que pueda tener una inserción clínica, en caso de necesitar cirugía. Por eso, ante encías retraídas se recomienda dejar el cigarrillo.

Las encías retraídas son un problema prevenible, que puede ayudar a detener a tiempo problemas relacionados con tu salud y estética dental, en dentalia te recomendamos visitas periódicas a tu odontólogo si sufres de este problema.

Compartir este artículo

Deja un comentario

    This site is protected by reCAPTCHA and the Google Privacy Policy and Terms of Service apply.

    Carrito de Compras